martes, 30 de julio de 2013

EL MAQUINISTA ESTÁ VIVO, ¡QUE LÍO!

 


QUE SE HAGA JUSTICIA, NADA MÁS


QUE GRAN COMPLICACIÓN , EL MAQUINISTA ESTÁ VIVO.


Este mundo liberal de empresas e instituciones europeas y demás, tiene un tremendo desencuentro con las realidades humanas, con la vida y con la muerte a la que les cuesta mucho encajar pues está fuera de lo cuantificable.
Cuando, por desgracia surge lo imprevisto o mejor lo imprevisible, el sistema se crispa, se desestabiliza pero, eso sí quiere salir indemne y sobre todo impune, las expectativas económicas están siempre ahí y no pueden perderse en un mundo competitivo ese que tanto gusta al propio sistema, más allá de lamentaciones rituales, ya anda por los aires económicos, el concurso de alta velocidad a dilucidar en Brasil para una nueva línea de TAV, mucho dinero. No se puede negar en principio que esa infraestructura ferroviaria constituya un servicio público para el pueblo brasileño, pero de eso no se habla es todo inversión, empresa, mercado.
Por eso el accidente gallego preocupa es una publicidad negativa y como el negocio está en el lenguaje tecnológico, los elemento de instalación NO PUEDEN SER LOS CAUSANTES eso daría mala imagen comercial hay que vender trenes con la famosa MARCA ESPAÑA. Por eso hubiera resultado muy cómodo que el trabajador de la cabina se contase entre las personas fallecidas, se le culpabiliza y el enredo concluido, un entierro de tercera, alguna tímida queja sindical y todo acabado
Pero por esas bromas macabras de la vida el conductor vive, sufrió relativamente pocas lesiones y tiene derecho a mostrar su responsabilidad ante el juez. En principio debemos creer en la actuación de la Justicia y que el proceso judicial ponga a cada una de las partes en su lugar. Si FRANCISCO JOSÉ GARZÓN, es responsable del desastre, ahí está el Código Penal que hará caer el llamado PESO DE LA LEY sobre ese monfortino infortunado. Pero es de esperar y de desear que el procedimiento judicial sea capaz de esclarecer todas y cada una de las causas del gran siniestro, principalmente los elementos TRAZADO, ESTADO DE LA VÍA Y SEÑALIZACIÓN en el más amplio sentido de este concepto crucial, analizando , por supuesto al propio vehículo afectado.
ECHAR EL MUERTO AL MUERTO es una salida, un hacer mutis por el foro como se decía en el teatro antiguo a la escapada de algún actor que temía la pita del público. El servicio público ferroviario es un elemento esencial para el buen funcionamiento de este y de todos los países y en esa línea ha de ser cada vez más seguro, acentuando sus aspectos de servicio público a los derechos de la ciudadanía que debe primar claramente sobre ostentaciones Políticas y oportunismos económicos
Madrid a 28 de julio de 2013


JOSÉ RAMÓN MONTES GONZÁLEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada