lunes, 10 de julio de 2017

¿UN DIOS DEBILIDAD?





José María García Mauriño
20 de Mayo de 2017

1) Por qué un  Dios Todopoderoso?
Es imposible, ilícito, inaceptable hablar de Dios Padre desde una situación de poder. El poderoso no puede hablar de Dios Padre sin ser un cínico. El dictador no puede hablar de Dios Padre sin cinismo. Hay dictadores asesinos que hablan de Dios, invocan a Dios y se legitiman en el nombre de Dios (recordemos a Franco, a Pinochet, y tantos otros). El rico no puede hablar de la paternidad de Dios a los pobres. El vencedor no puede hablar de Dios Padre al vencido. Los excluidos son los vencidos de la vida.
¿Por qué será que la inmensa mayoría de nuestros textos litúrgicos, escritos entre el siglo IV y el siglo XVI, no dirigen la oración al Padre sino al “Señor Dios todo-poderoso”? Dicen así: “Dios todopoderoso y eterno.” Se trata de una desobediencia formal a la orden de Jesús, que mandó rezar invocando a Dios con el nombre de Padre. Jesús enseñó así: cuando receis, decid “Padre Nuestro”. La Eucaristía es una oración comunitaria.
Es verdad que la Iglesia conservó la fórmula del “Padre nuestro”. Era imposible borrar esta página del Evangelio. Sin embargo, fuera de esta fórmula, casi siempre dice “Dios todopoderoso y eterno, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna” . Creemos en Dios padre Todopoderoso” Y así hasta 9 veces en la liturgia de la misa. Es en la Iglesia , en las parroquias, donde los textos litúrgicos hablan desde el poder, no desde la humildad, desde la debilidad, y la gente está más por creer en el Dios Poderoso de los milagros que en el  Dios, Padre bueno y amigo de los hombres y mujeres.
¿No fue acaso porque el clero sentía que era imposible hablar al Padre desde la posición de privilegio, riqueza y poder que ocupaba? La liturgia de la cristiandad fue expresión de la inmensa riqueza del clero y de los religiosos. ¿Cómo hablar del Padre en el esplendor de las catedrales y las iglesias de las abadías de ese tiempo? ¿Cómo hablar del Padre estando revestido de ornamentos litúrgicos de precio altísimo, manipulando objetos litúrgicos de oro y plata, en un ambiente de imágenes cubiertas de piedras preciosas y perlas? Todo era (y sigue siendo) signo de poder,  riqueza, fuerza, dominación. Todo esto era atribuido a Dios, pero no dejaba de estar reservado a una clase privilegiada. En este contexto la fórmula que se impone es “Dios todopoderoso y eterno”. No había lugar para el Padre. Instintivamente los autores de los textos litúrgicos sintieron la imposibilidad de hablar de Dios Padre.
Cuando las liturgias celebraban las conquistas, las victorias en las batallas, la destrucción de pueblos considerados enemigos de Dios, ¿cómo hablar del Dios Padre? En las misas que celebraban la destrucción de los indios, la represión de las revueltas de esclavos, ¿se puede hablar del Padre? ¿Se puede agradecer al Padre, celebrar la Misa, por el exterminio de los indios, la expulsión de los judíos, la destrucción traicionera del reino musulmán de Granada? Sólo se podía invocar al “Dios todopoderoso y eterno” de quien se pensaba que había manifestado el poder de su brazo. Este título de Padre tenía que ser reprimido.  La Iglesia tenía que legitimar la conquista y la dominación, no podía invocar el amor del Padre, sino sólo la ira del Dios eterno y todopoderoso ofendido por la incredulidad de los pueblos paganos.
Los cristianos fueron instruidos por la liturgia, por la forma de hablar de los padres. No es de extrañar que son pocos los que dirigen su oración al Padre. En la vida diaria invocan al “Señor eterno y omnipotente.” Dado que este Dios es muy distante, prefieren invocar al Sagrado Corazón de Jesús o a Nuestra Señora adornada con todos sus atributos. Las devociones populares fueron el substituto de Dios Padre.
2) Por qué un Dios debilidad?
El Dios de Jesús no es un Dios Todopoderoso, es un Dios débil, es un  Dios misericordioso y compasivo, lejos de todo poder. Dios no es un Señor Omnipotente y eterno (como se reza en la Misa) sino el Padre bueno que sabe perdonar y abrazar a los que pecan. No es fácil compatibilizar en esa liturgia de la Misa, el rezo del Padrenuestro con esas otras afirmaciones de Dios Todopoderoso.  Jesús se opuso al poder político y religioso de su tiempo. Jesús estuvo siempre al lado de los débiles y defendió a los débiles, pero no desde el poder sino desde la  humildad, la mansedumbre, desde la pobreza, desde los de abajo.  Jesús no se mostró nunca como el Mesias triunfador, militar, que iba a liberar a su pueblo de la invasión del imperio romano. Era el Hijo del Hombre que predicaba las bienaventuranzas. El era manso y humilde de corazón. Los que creen en los milagros están aceptando a un  Dios poderoso, el Dios de los milagros, que desde luego no es el Dios de Jesús.
Dos argumentos:
a)    Del Evangelio de Juan : “El verbo de Dios se hizo carne”. Y “carne” en griego se dice sarx y sarx se traduce por debilidad, fragilidad. Entonces se puede decir con toda claridad que “El verbo de Dios se hizo debilidad”.
b)   Del Evangelio de Mateo: Tuve Hambre, tuve sed estaba enfermo, etc. Todo lo que hagáis por estos hermanos míos más débiles, lo hacéis conmigo. Jesús se identifica con los más débiles de la sociedad.

martes, 11 de abril de 2017

ATAQUE DE EE.UU. A SIRIA


Como en tantas ocasiones anteriores el gobierno de EE.UU. ha construido un burdo montaje para encubrir un ataque militar a una nación soberana. El lanzamiento de la acusación al gobierno de Siria del uso de armas químicas por parte del país que más personas ha asesinado en el mundo, que ha depuesto más gobiernos legítimos y que ha saqueado más países, sólo puede ser creíble para quienes son cómplices directos del crimen: las grandes corporaciones mediáticas, quienes desde otros medios reproducen las mentiras encubridoras y los gobiernos de la Unión Europea.
Está, o debería estar, aún fresco el recuerdo de tantas mentiras y tanta obscena manipulación informativa destinadas a confundir a los pueblos y a justificar la destrucción y el asesinato: el cormorán cubierto de petróleo de Iraq, el robo de las incubadoras de Kuwait, los bombardeos atribuidos al gobierno libio, la supuesta identidad de los rebeldes sirios, las decenas de imputaciones falsas de ataques contra civiles al gobierno de Al Asad, etc.
Y esta última acusación aparece precisamente cuando los grupos “rebeldes” - armados, entrenados y financiados desde hace años por Israel y el imperialismo euro-estadounidense - se estaban batiendo en retirada y cosechando una derrota tras otra por parte del ejército sirio y la Resistencia árabe hegemonizada por Hezbollah, con el apoyo de Rusia. Surge exactamente cuándo se iba imponiendo la evidencia a nivel internacional de la legitimidad del gobierno sirio y del derecho inalienable de su pueblo a decidir su propio destino. El más elemental análisis fuerza a no conceder el menor crédito a la imputación al ejecutivo de Al Asad por ese ataque contra su propio pueblo, en el momento más inoportuno para sus intereses y del que a todas luces salen beneficiados los grupos terroristas sirios patrocinados por “occidente”.
Es preciso recordar además que la acusación de parecidos ataques se ha producido ya en numerosas ocasiones sin que nunca se haya podido probar la menor implicación del gobierno sirio.
El ataque criminal de EE.UU. se produce además en el marco de una escalada militar gigantesca de la OTAN contra Rusia y China, en la que participan profusamente tropas españolas. De hecho, los ataques a Siria, antes encubiertos y ahora manifiestos, van dirigidos directamente contra Rusia y constituyen una peligrosísima provocación al ejecutivo de Moscú, en el marco de preparativos de conflagraciones a mayor escala que parecen estar cada día más cerca.

Ante estos hechos CRISTIANOS POR EL SOCIALISMO denuncia una vez más este crimen de Estado:
· Condenamos firmemente este cobarde ataque imperialista contra la República Árabe de Siria y no concede la menor credibilidad al pretexto utilizado.
· Expresamos nuestra solidaridad con la Resistencia árabe, con el pueblo
sirio y su Gobierno y con la lucha de todos los pueblos y gobiernos del mundo que combaten al imperialismo y al sionismo.
· Denunciamos la complicidad criminal de los gobiernos europeos, especialmente la del Estado español - de cuyo territorio han partido los misiles
asesinos -, y de los grandes medios de comunicación.
· Reclamamos la salida del Estado español de la OTAN, el regreso inmediato de las tropas bajo su mando y el desmantelamiento de todas las Bases militares.

· Anunciamos nuestro apoyo a todas las necesarias movilizaciones que unitariamente se convoquen, al tiempo que llama a desarrollar todo tipo de actividades de información encaminadas a fortalecer la conciencia antiimperialista y la más firme solidaridad de signo internacional.

miércoles, 22 de marzo de 2017

POR UNA ÉTICA DE LA SUBVERSIÓN

POR UNA ÉTICA DE LA SUBVERSIÓN
Qué queda de la opción por los pobres?

José María García Mauriño



La opción por los pobres fue uno de los pilares de las primeras comunidades de base. Luego, con el paso del tiempo, ha ido decayendo. Y ahora, parece ya un disco rayado que no se le hace caso, incluso que molesta que nos lo recuerden. Pero creemos que es necesario insistir en  ello porque es la quintaesencia del evangelio de Jesús y de la ética.  Se trata sobre todo de una opción por la justicia indeclinable de cada ciudadano o ciudadana. No podemos mirar para otro lado, es preciso abordar el tema no solo de la pobreza, sino de los pobres. Esta puede ser una ocasión para reavivar la olvidada opción.


1…- Qué entendemos por Subversión:
Subvertir significa mover el ánimo de la gente para inducirle a adoptar una actitud rebelde u hostil para cambiar el orden público y moral, dice el Diccionario de Lengua.

Se trata de tener una versión distinta, una interpretación del mundo desde la cultura de la pobreza, ver la Vida desde los de abajo, desde el mundo de las personas empobrecidas, no desde el “orden establecido” por esta sociedad capitalista, no desde las instituciones, no desde cómo presenta la sociedad esta TV y la prensa. Subvertir es ver, analizar, el mundo desde los “sub”, desde el suburbio, desde los subalternos, desde los que están por debajo. Es decir, desde los pobres, de los que no tienen, no saben o no pueden.  La subversión que propugnamos no es nada violenta.

Subvertir el orden establecido significa no ser inmovilistas, no dejar que las cosas sigan como están, no ser cómplices con este sistema, es decir, tratar de ver el mundo con otra escala de valores. Valorar positivamente a los de abajo, los que nada tienen, los desahuciados, los inmigrantes, los refugiados, todas las personas empobrecidas que el mundo y el sistema desprecian y explotan. Ver a todos estos colectivos desde la ética, desde los derechos humanos. Y en primer lugar, valoramos la Vida de las personas y los pueblos, en contra de todo lo que es muerte lenta, destrozo y guerras. Valoramos los derechos  y las  libertades que les niega el sistema. Valoramos el amor, la fraternidad, la solidaridad, por encima de todo. Esa es la subversión: mirar el mundo desde una óptica completamente distinta  Es caminar a contra-corriente. Lo normal, lo corriente, no es pensar así. Lo corriente es la mirada del conformismo. Nuestra mirada es la mirada de la rebeldía, de  la subversión, la que mira al pobre desde la vida y desde la dignidad. Desde su barrera, no desde arriba. Es sentir la compasión por los excluidos de esta sociedad, es decir,  por  todas las personas empobrecidas del mundo. Los pobres son los que no tienen, no saben y no  pueden.

A.- Los que no tienen techo, comida, dinero, agua, tierras, trabajo, escuelas, hospitales, “Papeles”…No tienen casi nada.

 B.- Los que no saben: Cuáles son sus derechos. Los que no están informados de lo que pasa en el mundo, en su país, en su familia. Los que a veces no tienen ni idea de qué se les acusa cuando les detienen. Muchos no saben leer ni escribir, ni hacer cuentas porque no han ido a la escuela.

C,- Los que no pueden: no tienen recursos para salir de su pobreza y miseria. No tienen oportunidad de salir fuera de su país y conocer otros mundos. No tienen  medios para curarse de sus enfermedades.

D.- Los que viven: Con enfermedades curables y sin medicinas porque son muy caras. Viven con mucho miedo. Sin abrigo. Huyendo del hambre de su tierra en pateras y cayucos. O de las guerras  que promueven los poderosos. Esperando encontrar otro lugar en el que puedan vivir, arriesgando su vida y muriendo por sus familias en una salida obligada de su país. A veces viven meses y meses en campos de desplazados y de refugiados. Viven en campos enormes de concentración, años y años, siempre en  tiendas de campaña, sin conocer lo que es una casa, ni el calor de un  hogar. Sin defensa posible, sin protección social ni jurídica. Olvidados y abandonados de las autoridades, de sus jefes de gobierno.

Porque no es posible ver, mirar, analizar, este mundo de los de abajo sin sentir vergüenza, indignación,  rabia e impotencia, y clamar por la justicia, y al mismo tiempo dejar de tomar partido y comprometerse.

En esta reflexión sobre las personas empobrecidas, víctimas del capitalismo imperialista, afirmamos una radical subversión, es decir, que lo hacemos tomando partido. Lo hacemos desde una postura de radical indignación ética y desde una insobornable solidaridad con todas las víctimas de la injusticia, la agresión y el despojo.

Nos situamos obstinadamente del lado de las víctimas para hacer frente a una dinámica histórica de indignas estrategias belicistas y de políticas -económicas, sociales y culturales-, que sacrifican en el altar del lucro a millones de seres humanos.

Entendemos que las víctimas deben ser el criterio de verdad de cualquier visión del mundo y de cualquier análisis de las relaciones internacionales. Porque el sufrimiento humano, sean cuales fueren sus causas, es siempre una gran interpelación para todo ser humano, especialmente para los cristianos. Y ante él no caben justificaciones o indolencias y, mucho menos, discursos que propugnan la cómplice resignación. La resignación no es ética.

2.-  Por qué es Ética la subversión:
 Porque no somos conformistas con este régimen de muerte y de mentira, no queremos ser cómplices de esta sociedad que margina a los más necesitados. Frente a esta decadencia ética y política que padecemos, ofrecemos una alternativa ética. Se trata de tener una mirada nueva, una versión ética, claramente comprometida, con los valores básicos de la ética, es decir, con la vida, la justicia,  la libertad, la verdad, la paz. Se trata de sacudir las conciencias para instalarnos en la óptica de la Vida, de los derechos humanos, de la dignidad, para desmontar el poder de los de arriba y reconstruir los auténticos valores de los de abajo, del pueblo sufriente. Se trata de hacerles justicia y que gocen de verdad de las auténticas libertades. Repetimos, no  sólo una  mirada, una versión, sino sobre todo un compromiso ético.

Para Aristóteles (siglo IV a.c.), por ejemplo, política y pobreza van tan unidas que la segunda llega a ser la razón de ser de la primera. Dice en su Política que en toda sociedad hay dos partes, la de los pobres y la de los ricos. El noble arte de la política consiste en hacerlos convivir, asunto nada fácil, señala, porque los ricos quieren imponer sus reglas y los pobres, los únicos interesados en reglas comunes, no tienen fuerza para hacerlas valer. El Filósofo, que no era un revolucionario precisamente, entendió, sin embargo, que solo desde el margen, es decir, desde la pobreza podrían pensarse reglas justas de convivencia porque el secreto de los que viven al margen es saberse marginados y eso, la marginación, no podía ser el precio de la convivencia. Aristóteles pensaba que quien haya experimentado una vez la dureza de la marginación, no podía aceptar que el precio de la vida en común fuera la exclusión de algunos.

El paso de la indignación y la rabia,  a la organización, sólida y persistente, es la clave de cualquier proceso de cambios profundos y radicales. Rabia nos  sobra en estos momentos, falta organizarla.

3.- Una pequeña mirada a la subversión
Hay varios aspectos de la subversión, o sea, ver, analizar el mundo desde abajo. y que conviene tenerlos en cuenta a la hora de  analizar la realidad y comprometerse.

1)    La subversión política: Se trata de ver el mundo de la política desde abajo .Es decir, ver cómo sus justas reivindicaciones  se debaten en el parlamento, ver las distintas disputas entre los partidos. Y  sentir rabia e indignación  al comprobar que no  atacan los verdaderos problemas de la mayoría sufriente. Y saber que las decisiones importantes las toman siempre los de arriba, la Troika, sin contar con la gente. Una democracia que al no ser  de verdad representativa, tampoco es participativa.

2)      La subversión económica: ver cómo sigue estancado el número de parados de larga duración. De que en muchos hogares no entra ningún ingreso, que los que tienen algo apenas pueden  llegar a fin de mes, que muchos malviven con la pensión  de los abuelos, que tienen que ir a comedores sociales para poder comer, o buscar cada día la comida en  los contenedores. La angustia de no poder pagar la hipoteca o el alquiler de la  casa, de no poder pagar la factura del gas, de la electricidad, del teléfono, del colegio de los niños, etc. Y pasar mucha vergüenza con todo esto. (Algunos datos: 12,5 % de los trabajadores de la Unión Europea son pobres, en España es el 15% y en EEUU es el 25% y no ha parado de subir en los últimos años (Europa Press). Hay 8 personas que son más ricas que 3.600 millones de pobres, más de la mitad de la humanidad.[Intermon Oxfam]).

3)    La subversión cultural: para muchos el no saber leer o escribir les supone una dificultad muy seria en la vida social, no conocer el significado de muchas leyes y ordenanzas, no haber podido ir a la escuela o a la universidad, pasan miedo, vergüenza, impotencia, ir casi siempre con la misma ropa, no conocer otros mundos…Y con frecuencia, casi sin esperanza de que esto cambie o haya alguna mejora.

Para todas estas personas reclamamos la vida y la dignidad que les niegan  los poderes de este mundo. Esta es la subversión, una alternativa  a la opresión política, económica y cultural que sufren estos colectivos empobrecidos:

-        donde hay procesos de muerte lenta, tratamos de poner vida.
-        donde hay mentira u ocultación de la verdad, ofrecemos análisis objetivo de la realidad
-        donde hay acumulación de bienes, invitamos a compartir bienes y servicios.
-        donde hay incultura, proponemos una educación pública y laica de todos y para todos.
-       donde no se respetan los DH,  insistimos en  denunciarlos, ya que se violan constantemente en  un amplio sector del mundo, mientras que en otro sector al menos se mantienen globalmente. La  lucha de clases sigue vigente.

Al ver este panorama, nuestra indignación  va dirigida contra  esa violencia estructural del sistema, es decir, contra esa acumulación incesante de beneficios que no reparte ni comparte, contra esa democracia cuyas decisiones las toma la economía de mercado, la troika, y no el parlamento. Estamos en contra de la des-información constante que nos ofrecen la mayoría de los medios de in-comunicación que nos trasmiten  una forma especial de entender la vida, lejos de una mirada humanizadora desde abajo.

Desde la experiencia acumulada de muchos años, los cristianos y cristianas de base de Madrid, podemos hacer un examen de nuestra experiencia y comprobar que no hemos sido suficientemente coherentes con nuestras opciones y nuestros compromisos, con nuestra práctica social y con la solidaridad económica y política en favor de las personas empobrecidas. Nos queda todavía un largo camino a recorrer. La opción por los pobres sigue golpeándonos, no se ha terminado.

Pero a pesar de todo mantenemos la esperanza utópica, porque la esperanza es una virtud de los pequeños. Los grandes, los satisfechos, no conocen la esperanza; no saben qué es. Son ellos, los pequeños, los que luchan, las personas empobrecidas, las que transforman el desierto en exilio, son los que de verdad tienen esperanza. Se trata de tener y mantener un horizonte de esperanza, de que se vaya realizando ese ideal de vida digna para todos los seres humanos (SH). La esperanza hace cambiar la soledad desesperada, el sufrimiento humano, en un camino llano sobre el cual avanzar para ir al encuentro de la vida digna. Y llegamos a la conclusión: dejemos que nos enseñen qué es la esperanza. ¡Dejémonos enseñar la esperanza! Esperemos, comprometidos y confiados, la llegada de la Utopía, y cualquiera que sea el desierto de nuestras vidas y cada uno sabe en qué desierto camina, con qué silencio vive, cualquiera sea el desierto y el silencio de nuestras vidas, se convertirá en un jardín florido y en una sinfonía armoniosa. ¡La esperanza no defrauda a nadie! Lo decimos otra vez: “¡La esperanza no defrauda!” Está en lo más hondo de la persona, forma parte de la metafísica de la naturaleza humana. El SH, siempre espera algo, nunca deja de esperar!!. La esperanza nos garantiza que siempre es posible “hacer” algo.


Nos gustaría establecer con todos vosotros y vosotras un diálogo sobre estos temas, siempre que sea posible. Estamos abiertos  a mantener un debate horizontal y reflexionar juntos en grupo o personalmente,  cuando sea oportuno. Os esperamos!!!


---oOo---

José María García Mauriño

domingo, 5 de marzo de 2017

DESIGUALDAD Y RELIGIÓN


 Todos sabemos que la religión católica ha tenido y sigue teniendo un papel discriminatorio importante, Para empezar, ha discriminado a la mujer. La religión católica no ha reconocido los mismos derechos y libertades al hombre que a la mujer. Y eso rige actualmente, porque el Derecho Canónico sigue vigente en dicha religión. Evidentemente los hombres y las mujeres somos diferentes. Pero una cosa es la desigualdad y otra cosa es la diferencia. La diferencia es un  hecho, la igualdad es un derecho. Lo dice el artículo 1 de DH “Todos los Seres Humanos nacen libres e iguales…”

Uno de los componentes determinantes de la cultura es la religión. Por eso, una cultura como es el caso de lo que ha ocurrido en Occidente durante tantos siglos, la mentalidad de la desigualdad ha marcado la ética el Derecho, la política, las costumbres y las convicciones, de la cultura occidental. Y en nuestra cultura occidental se practica la religión cristiana. Y en la religión católica, rige el Derecho Canónico (CIC, por sus siglas en latín, Codex Iuris Canonici). Pues bien, en el CIC, como sabemos, las mujeres no son iguales en derechos a los hombres. Ni los laicos son iguales a los clérigos. Ni los presbíteros tienen los mismos derechos que los obispos. Ni los obispos se igualan con los cardenales.

No olvidemos que la religión es generalmente aceptada como un sistema de jerarquía que implican  rangos, que implican dependencia, sumisión y subordinación a superiores invisibles Superiores que se hacen visibles en jerarquías que hacen cumplir los rituales de sumisión, según las diversas religiones y sus estructuras correspondientes. En el caso de la Iglesia católica, durante los tres primeros siglos, las originales comunidades evangélicas fueron derivando hacia un “sistema de dominación”, con las consiguientes desigualdades, que todo sistema de dominación produce, y que quedó establecido en la Antigüedad Tardía Este sistema, como es bien sabido, alcanzó la cumbre en su expresión máxima, la “potestad plena” (ss. XI al XIII). Un poder que se ejercía conforme a la normativa del Derecho romano que no reconoció la igualdad “en dignidad y derechos” de mujeres, esclavos y extranjeros.  Se puede decir que en aquel tiempo,  no eran considerados del todo como seres humanos.

Este sistema, no ya basado en las “diferencias”, sino en las “desigualdades”, sufrió el golpe más duro, que podía soportar, en las ideas y las leyes que produjo la Ilustración, concretamente en la Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano, que aprobó la Asamblea Francesa, en 1789. Un documento que fue denunciado y rechazado por el papa Pío VI. Lo que fue el punto de partida del duro enfrentamiento entre la Iglesia católica y la cultura de la Modernidad. Un enfrentamiento que se prolongó durante más de siglo y medio, hasta después de la segunda guerra mundial. El principio de igualdad y de participación de los ciudadanos y ciudadanas quedó así formulado, en embrión, pero también como ideal de una nueva sociedad y una nueva cultura. Fue el paso decisivo de una sociedad sometida al soberano, a un modelo de sociedad igualitaria y democrática.  


El contraste con esta mentalidad está en el Evangelio. Jesús quiso, a toda costa, la igualdad en dignidad y derechos de todos los seres humanos. Todos son hijos del mismo Padre del cielo. Por eso, Jesús se puso de parte de los más débiles, de los más despreciados, de los más desamparados. Sólo el Evangelio de Jesús y la fuerza de su “proyecto de vida” podrán potenciar la aspiración de justicia e igualdad que nos parece un sueño o una utopía. 

José María García MauriñoFebrero 2017.


domingo, 25 de diciembre de 2016

LA RIQUEZA DEL PAÍS, DE TODOS Y TODAS PARA TODOS Y TODAS

CPS OPINA, 2017



LA RIQUEZA DEL PAÍS, DE TODOS Y TODAS  PARA TODOS Y TODAS


La riqueza pública y privada producida por todos los españoles, no está subordinada al interés general, sino al interés de la banca y de las grandes empresas.

"ESTÁN SUBORDINADAS AL INTERÉS NACIONAL". 

No es una proclama comunista de CRISTIANOS POR EL SOCIALISMO,  es el contenido del artículo 128, 1. de la Constitución Española  que nos recuerda que toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general. Sin embargo, PSOE y PP, desde septiembre de 2011 reformaron el artículo 135 de la Constitución Española, sin contar con la soberanía popular, fijando como prioridad absoluta el pago de la deuda pública que en el año 2014 sólo representaba un 24%, mientras la deuda de las familias suponía un 18%, el de las empresas no financiera representaba un 36% y el de las instituciones financieras representaba un 22%, esto es, la deuda pública en España era sólo de un 24%, y la deuda no pública de un 76%. Pero el PSOE lo justificó así: no había otra opción, las tensiones en los mercados han llegado a un límite que pone en riesgo las políticas sociales. Así esta reforma del art. 135, posibilita que la riqueza pública y privada no se subordine al interés general, sino a la banca y las grandes empresas. 

Artículo 128. 1  “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”.

La subida del 8% para el 2017 supone llegar a los 707,60 € mensuales lejos todavía de los 800 € que se plantean, y si se mantiene el precio de las dietas de comida de un diputado/a, 870 €, la diferencia es clara: vale más el estómago de un político que la vida de un trabajador/a.





Vamos a comentar unas noticias que hemos conocido últimamente para ver si las políticas están encaminadas al interés general o al interés de la banca y grandes empresas.

Empezaremos por la proposición de ley de Unidos Podemos para la subida del Salario Mínimo Interprofesional, en el año 2017, a 800 euros al mes, admitida a trámites por el pleno del Congreso.

Pues bien, el Consejo de Ministros aprobó, en su reunión del viernes 2 de diciembre de 2016, el decreto ley que contempla sólo una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 8% para 2017, con lo que se elevará de 655,20 a 707,60 euros mensuales, poco más de 50 € más.

En el año 2014 cerca de 6 millones de personas que trabajaban en España cobraban por debajo del salario mínimo interprofesional, y de éstas, un 22% cobraban por debajo de 300 € al mes.

Otra noticia, el presupuesto del Ministerio de Defensa subirá aproximadamente un 30% en 2017, según informa Europa Press. De confirmarse ese incremento, pasaría de 5.734 millones de euros de 2016 a 7.558 millones en 2017. El motivo es que el departamento de María Dolores de Cospedal incluirá en las cuentas del departamento las partidas para hacer frente al pago de los Programas Especiales de Armamento, que son grandes operaciones de compra aprobadas durante los años noventa y cuya factura final se desconoce tras haber sido renegociada en innumerables ocasiones, aunque ronda los 30.000 millones de euros.


Estos programas provienen de la etapa de llegada al gobierno en 1996, del PP con José María Aznar como presidente.

Tercera noticia, el rescate de las autopistas de peaje de Aznar, Aguirre y Cascos costará 6.000 millones a las y los contribuyentes. Un rescate encubierto a banca y grandes constructoras, que una empresa pública asumirá las deudas. 

Además, José Luis Rodríguez Zapatero les proporcionó ayudas valoradas en 480 millones, que sólo sirvieron para prolongar la agonía de un proyecto deficientemente planificado y que llevan años abocado a la quiebra.

Detrás de todas esas empresas, que revierten sus pérdidas al Estado porque así lo aceptaron Aznar, Álvarez Cascos, José Bono y Esperanza Aguirre, están personas que son de sobra conocidas en el mundo empresarial y financiero: Florentino Pérez, Juan Miguel Villar Mir, Francisco González, Familia Carceller, José Manuel Loureda, Familia March, Alberto Cortina, Miguel Fluxà Roselló, Esther Koplowitz, Alicia Koplowitz, entre otras y otros. Es la España del poder e influencia, que con sus entramados de empresas se encuentran presentes en multitud de negocios Estado-Empresas.


lunes, 19 de diciembre de 2016

“¿QUIÉN ES JESÚS DE NAZARET PARA NOSOTR@S?”



(Seminario de formación teológica)
¡La Teología no debe ser un privilegio del Papa, de los Obispos, de los sacerdotes, las y los religiosos, l@s teólog@s, y demás “profesionales” del cristianismo, sino de tod@s l@s creyentes! E incluso diría más: de todo el mundo, bien se identifiquen con otras religiones y tradiciones espirituales, pero también de l@s que se consideren indiferentes religiosos, agnóstic@s y ate@s, es decir, de tod@s aquell@s que tengan esperanza en la Vida y luchen por ella. Así, sea cual fuere la reflexión y el juicio final que hagamos sobre Jesús de Nazaret, sería bueno y útil, por varias razones, una reflexión serena sobre él, porque significa cuestionarnos sobre muchos aspectos centrales e irrenunciables de toda existencia humana, individual y colectiva, llevada con Sentido.
Dos años antes abordamos cuestiones del Jesús histórico, trabajando sobre la “Sociología del Movimiento de Jesús”. Este año queremos más bien trabajar sobre una temática complementaria: Jesús visto desde el prisma teológico. De ahí que trabajemos cuestiones normalmente descritas como “cristológicas”. Sin embargo, al ser un seminario, permite mayor libertad de trabajo, no sólo incorporando conferencias, sino también debates en grupo y apuntar pistas para investigar personal y grupalmente. Por supuesto, la respuesta final a la pregunta del seminario no pretende ser una respuesta dogmática, sino crítica, es decir, algo que ayude a que cada un@ piense, sienta y


actúe, libre, responsable y transformadoramente en el entorno social en que vivimos.


Las temáticas  que se abordarán serán:
1.    Espiritualidad del Movimiento de Jesús.
2.    El sentido de la muerte de Jesús. ¿Resurrección?
3.    ¿Divinidad de Jesús?
4.    ¿Qué significa la expresión “Jesús nos salva”?
5.    El Dios de Jesús(Introducción)

El Seminario de Cristología será impartido por RUI MANUEL GRACIO DAS NEVES, Sacerdote dominico, teólogo, filósofo y sociólogo.
LUGAR: IEME(Instituto Español Misiones Extranjeras)C/Ferrer del Rio 17
Metro: Diego de León. Salida por C/Eraso. Mapa: https://goo.gl/maps/jjXe1kwmEYu Dias: 6,7,8,9 y 10 de Febrero de 2017
Horario: de 19 a 21h

La    aportación     económica    será    de    50    euros,    con    excepción        de desempleadas/os o estudiantes.


Para el contacto e inscripción : nicasio.terron@gmail.com

o llamar al 626147072