lunes, 31 de agosto de 2015

CPS CON LOS EMIGRANTES

Continúa el crimen de Lesa Humanidad que el capitalismo y la UE están perpetrando contra decenas de miles de personas forzadas a migrar, generando una terrible hecatombe, ante la cual CRISTIANOS POR EL SOCIALISMO no nos podemos quedar callados, y ante la que no podemos cometer la obscenidad de adoptar por ciertas las teorías falaces que buscan echarle la culpa del drama solo a unas supuestas “mafias”.

Echarle la culpa a las supuestas “mafias de migrantes” es buscar encubrir a los verdaderos responsables. El Capitalismo es el responsable de esta tragedia: los que se lucran del sudor ajeno y del saqueo del planeta. Las transnacionales inflan sus fortunas en base a la tortura de los pueblos: viabilizan el saqueo mediante guerras imperialistas y paramilitarismo. 85 multimillonarios poseen una riqueza igual a la riqueza compartida por la mitad de la población del planeta; 3.570 millones de personas que sobreviven explotadas en socavones, teniendo que comer de los basurales, teniendo que vender sus órganos o su sangre, teniendo que prostituirse desde la infancia, o teniendo que empeñarse en éxodos terribles, cuya culminación no será otra que la muerte por ahogamiento o el ahogamiento en vida, teniendo que padecer explotación extrema en la Europa-Fortaleza, en caso de sobrevivir al viaje.  

En el pesquero, que naufragó a 70 millas de las costas de Libia y 120 millas de la isla italiana de Lampedusa, viajaban 950 personas, de ellas 40 ó 50 niños y cerca de 200 mujeres. Al menos son 1.650 los inmigrantes que han fallecido este año en su intento de cruzar el Mediterráneo para llegar a las costas italianas, 400 la pasada semana y cerca de 900 el sábado. La agencia de la ONU para los refugiados denuncia la falta de medios contra la llegada masiva de inmigrantes. En tan sólo cuatro meses de este año se han registrado ya la mitad de los muertos de 2014, cuando fallecieron 3.500 inmigrantes.

Imagen

 

La jefa de la diplomacia europea, Federic Mogherini, guarda un minuto de silencio al inicio de la reunión de urgencia  en Luxemburgo para tratar la política migra-toria. Puro cinismo, cuando con sus políticas están empujando a las personas inmigrantes a la muerte.

 

ImagenImagen

Imagen

Imagen